DONOSTIA 2016. Las personas mayores y la administración pública (Ayuntamiento y Diputación), co-lideran una marcha.

Nuestro compañero Txema Odriozola, (FEDERPEN) nos ha enviado este vídeo como una práctica de co liderazgo entre la asociación y las administraciones públicas, en torno  al envejecimiento activo.

¿POR QUÉ?

Nos gustaría invitaros a reflexionar sobre ¿POR QUÉ….

“A diferencia de las minorías étnicas, de los jóvenes o de las mujeres, las personas ancianas no han animado movimientos identificatorios colectivos” (Dubet y Martuccelli).

La cuestión del poder gris (Gil Calvo) sigue siendo, hoy por hoy, una hipótesis de trabajo o, todo lo más, una posibilidad a convertir en realidad política activa.

Así como las personas jóvenes, las mujeres, u otros colectivos, de hecho eligen las formas y modalidades de su participación socio-política –como ciudadanos y ciudadanas individuales, unas veces, como grupo identitario, otras- las personas mayores no han conseguido verse a sí mismas como miembros de un colectivo con identidad propia.

Como consecuencia, no existe ningún agente sociopolítico organizado que, cuando sea preciso, pueda enarbolar la bandera de las personas mayores. La problemática de las personas mayores no encuentra un colectivo identificado que las haga propiamente suyas.

Esta situación puede provocar el círculo vicioso de la no participación identificada:

a) ausencia de una voz colectiva que represente a las personas mayores

b) pérdida de influencia en el escenario público

c) debilidad de las reivindicaciones, invisibilizando su realidad (efecto–agenda invertido),

d) desánimo y desafección (“no nos hacen caso”), lo cual …

e) debilitaría más la presencia pública,

f) etc.

Imanol Zubero

Extracto de la presentación realizada en el acto de apertura del proceso de reflexión GOBERNANTZA + 65

(Vitoría Gasteiz 27 octubre 2016)